COMUNICACIÓN: “Me gustaría aprender a decir que no”, “¿Por qué dudo tanto de mis decisiones?, “¿Podré enseñarme a no tener miedo cuando hablo con la gente?”…… Estas frases son reales, están sacadas de algún comentario realizado por alguno de mis clientes en la consulta.

La respuesta es totalmente afirmativa, como cualquier otra conducta también podemos aprender a comunicar mejor, en definitiva, aprender a ser ASERTIVOS.

Pero primero debemos saber que significa ser asertivo, según el diccionario “asertivo” es sinónimo de “afirmativo”; pero en comunicación se definiría como las acciones que realiza una persona para lograr hacerse entender de forma adecuada, explicando sus pensamientos, manteniendo su idea y postura de forma clara pero sin agredir a su interlocutor, entonces vemos que no se trata de simplemente decir que no, sino de hacerlo sin agredir, sin mentir y sin dar explicaciones, comunicando desde el sentimiento y la emoción pero teniendo empatía para con nuestro receptor.

Se establecen  tres tipos de respuesta:

1) Agresivas.

2) Pasivas.

3) Asertivas.

Que tengamos estos tipos de respuesta no significa que sólo respondamos de una forma, actuamos según el momento y la situación; si bien es cierto que determinadas personas tienen tendencia a responder siempre de la misma manera.

Todos conocemos personas más agresivas que otras y también alguna que suele callar, no hablar, en definitiva es más pasiva.

En nuestra respuesta, como hemos dicho en el párrafo anterior,  tiene mucho que ver el momento y la situación, pero también marcará mucho la diferencia aquello que pensemos.  Por eso es tan importante conocernos, saber qué pensamos, entrar dentro de nosotros mismos. “Si yo te doy un violín y te digo que tienes capacidad de producir música maravillosa, no te estaré mintiendo.

Es cierto que tienes esa capacidad, pero necesitarás muchísimo tiempo y esfuerzo para ponerla en práctica. Con el uso de la mente pasa lo mismo, Robert. El pensamiento bien dirigido es una habilidad que se aprende.”(extraído del libro “El símbolo perdido” de  Dan Brown).

Analiza que haces en diferentes situaciones, si lo escribes lo veras más claro y después contrástalo con lo que hubiera sido correcto. A continuación te hago preguntas sobre algunas normas básicas para llegar a ser asertivo:

• ¿Expresas de forma directa tus ideas, opiniones, sentimientos, derechos, sin intentar castigar, manipular, o amenazar a los demás?.

• ¿Tu comportamiento verbal es firme y directo, está expresado en  primera persona?.

• ¿Has mantenido una actitud de escucha activa, dejando hablar también al otro y llegando a saber que es lo que quiere decirte?.

• ¿Has hablado primero de cómo te sentías, de tus emociones y después has pasado a racionalizar?.

• ¿Cómo ha sido tu comunicación no verbal?: ¿Has tenido una postura corporal relajada, moviendo las manos de forma suave?, ¿Has manteniendo el contacto visual?, ¿Tu tono de voz ha sido suave pero firme?, ¿Has gritado?, ¿Has invadido el espacio del otro?.

Como conclusión: Si logras ser asertivo te sentirás mejor, estarás satisfecho de ti mismo con lo que aumentará tu autoestima, además conseguirás tus objetivos sin ofender y la otra persona sabrá cómo te sientes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR