¿Qué es  motivación?, una de las definiciones que personalmente creo que es más exacta es la que define la motivación como la fuerza que hace que tengamos ganas de luchar por conseguir un objetivo o una meta que nos hallamos marcado, en definitiva lo más importante es ponernos un objetivo, él marcará nuestras ganas, pero hemos de tener cuidado, no es lo mismo tener un objetivo que tener un sueño, la diferencia es que con el primero tenemos en cuenta nuestras posibilidades reales cosa que ni miramos con  el segundo.

Imaginemos por un momento que formamos parte de un equipo deportivo, da igual el deporte, lo importante en este caso es que se trata de un grupo clasificado en la mitad de la tabla. Este equipo debe enfrentarse al que va primero en la siguiente jornada.Su entrenador les pondrá de forma muy clara la meta: “jugar un buen partido, dar el máximo e intentar empatar”, (un sueño sería ganar por mucha diferencia).

Para conseguir jugar bien lo que haremos es entrenar de forma más intensiva, ensayaran jugadas, estudiaran al rival y visionaran videos suyos, etc. Además contaran con el aliciente de que la prensa estará pendiente de ellos, sus seguidores comentaran el partido y se hablará de ellos, por lo tanto no querrán hacer el ridículo.

En definitiva esa semana contaran con una motivación extra, y aunque técnicamente sean inferiores que sus rivales podrán hacer un buen partido, y quien sabe si incluso empatar o ganar.

 

Algo parecido le sucede al estudiante que tiene claro para qué y por qué estudia. Imagínate un joven, todos lo consideran un mal estudiante, hasta él mismo se considera un desastre, ha repetido algún curso en el instituto y no ha terminado nada. Cumple 18 años y se matricula para obtener el carnet de conducir y ¡sorpresa!, aprobado a la primera el teórico (se requiere estudio) y el práctico. ¿Cuál crees que es la razón?, creo que la respuesta está clara: Motivación.

Atkinson propuso que la fuerza de la motivación de una persona para alcanzar cualquier objetivo es el resultado de tres factores:

1. Fuerza del motivo o impulso.

2. Expectativa o probabilidad de éxito.

3. Valor del incentivo.

También es muy importante saber a qué atribuimos nuestros éxitos o fracasos: No es lo mismo que pensemos que se deben a nuestro trabajo y esfuerzo,  que a la suerte o a la dificultad de la tarea.  Y ¿por qué razón?, porque los factores anteriores los podemos clasificar en dos tipos: controlables e incontrolables y, si consideramos que se deben a factores fuera de nuestro control nos desanimaremos y evidentemente dejaremos que estar motivados:

a).-Factores controlables:

-Esfuerzo.

-Uso de estrategias de aprendizaje.

-Tiempo de dedicación.

-Organización.

b).-Factores incontrolables:

-Capacidad.

-Suerte.

-Exigencias del profesor.

Si quieres aumentar tu motivación debes elegir un objetivo que puedas cumplir, aunque te parezca sencillo, lo importante es que sea medible, real y que con tu esfuerzo puedas cumplirlo.

De esta manera cuando llegues al éxito te darás cuenta de que tu dedicación ha valido la pena, de que tu tiempo y tus horas son recompensadas porque los has logrado. Así seguirás marcándote nuevas metas cada vez un poco más difíciles y tú ya sabrás poner más trabajo, más esfuerzo y más ganas.

De esta forma te sentirás orgulloso de ti mismo, estarás aumentando tu confianza y tu auto-concepto que no es otra cosa que saber que eres capaz, que puedes, en definitiva, habrá aumentado tu autoestima.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR