Siempre hemos escuchado “y fueron felices y comieron perdices”, lo que nunca aparece en los cuentos es qué pasa con el príncipe y la princesa con el paso del tiempo, cuando las situaciones del día a día se acumulan.

Me viene a la cabeza el principio de la película de “Shrek · 3”,  el pobre ogro, solo,  rodeado de niños, cansado, lleno de monotonía, desea escapar de esa situación.

Y “fueron felices” necesita ser trabajado cada día. Una pareja necesita hacer cosas tanto juntos como por separado.

El amor romántico es una cosa, el amor diario otra y, el segundo no tiene porque ser horrible, sólo se trata de poner, de atenderlo y cuidarlo.

Cuando nos enamoramos no somos del todo realistas, tenemos puestas las gafas de la admiración por el otro, las que nos hacen ver únicamente aquello que nos atrae, somos capaces de dejar de hacer muchas cosas por complacer a la otra persona; pero todo esto se puede volver en contra cuando pierdes tu propio espacio. Estás dejando aparcado tu yo y cuando intentes recuperarlo todo serán malas caras y protestas.

Si quieres que tu pareja funcione varias cosas deben estar siempre en marcha:

1).-El Sexo: Es importante buscar los momentos de intimidad, hablar sobre gustos personales, saber lo que le gusta y no le gusta al otro, sentir, poner en marcha todos los sentidos y mantener el coqueteo.

2).-La comunicación: Hablar con calma y tranquilidad, expresando sentimientos, con claridad, sin humillar y siempre con respeto.

3).-El ocio: Ser cómplices, esto significa dedicar tiempo para estar juntos, programar actividades, viajes, cenas, comidas, excursiones, compras, hacer deporte,  etc.

4).-Tareas domésticas: Compartir las tareas de casa, no se trata de hacerlo todo perfecto, sino de hacerlo. Aunque tengáis que realizar una distribución de tareas y colgarla en la nevera, esto puede pareceros poco romántico pero menos lo es que sea sólo uno de vosotros el encargado de todo.

5).-Economía: Hacer números de lo que podéis gastar y lo que no, compartir ganancias y pérdidas, planificar según sea,  lo de casa es de todos por igual, aunque uno aporte más dinero y otro menos.

6).-Mantener el espacio individual, como persona cada uno debe dedicar un tiempo a lo que le guste, a él mismo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR